top of page

LAS OBRAS SOCIALES DEL SANTO HERMANO PEDRO UN MODELO DE SOSTENIBILIDAD SOCIAL

Por: Edgar Celada



Iniciando el año 2012, se fundó la Asociación Amigos Pro Obras Sociales. Nació motivada a cooperar en la gestión humanitaria que venían desarrollando las Obras Sociales del Santo Hermano Pedro (OSSHP). Lo hizo con dos compromisos, por un lado, divulgar el impacto social de sus programas en salud y cuidados de la gente pobre, enferma y abandonada y, luego, asegurar la sostenibilidad de la institución.

Para el alcance de estos dos propósitos, la asociación, sustentada en la cultura empresarial de sus fundadores concibió un plan para asegurarse de alcanzar sus objetivos y que estos fueran de largo aliento.

El primer camino era construir, juntamente con la Fraternidad de las Obras Sociales un plan estratégico de comunicaciones que facilitara la exposición pública de la labor de las Obras Sociales y generara un reconocimiento y sentido de adhesión a la labor humanitaria que la institución prestaba motivada por el ejemplo del Santo Hermano Pedro.

Para afrontar el desafío de la sostenibilidad de las OSSHP. Se concibió un plan con cuatro caminos, así:

1.            Asegurar el desarrollo de las Obras Sociales en toda su magnitud y posibilidades con un plan de crecimiento sustentado en una planificación estratégica que le asegurar alcanzar su misión y visión institucional en favor de la gente pobre, enferma y abandonada y hacerlo con la calidad, calidez y caridad inspirada por el Santo Hermano Pedro.



2.           Fortalecer el desarrollo organizacional de la institución y con ello conseguir una gestión eficiente y eficaz de los recursos necesarios y disponibles.



3.           Promover la construcción y equipamiento de la infraestructura necesaria, con una readecuación inteligente de los espacios para apuntalar el crecimiento.



4.           Construir una fuente permanente de recursos para su sostenibilidad a través de una actividad anual de recaudación (la Rifa El Hermano Pedro quiere un millón de Amigos) y construir lazos de cooperación con personas, familias, empresas, organizaciones y gobiernos para gestionar donaciones que aseguraran su sostenibilidad.



La gestión, después de 11 años ha sido exitosa y el resultado en el impacto de la salud y cuidados de la gente pobre, enferma y abandonada ha sido extraordinaria. Se cuentan por centenas de miles los guatemaltecos pobres y enfermos beneficiados.

Sin embargo, la dimensión de las Obras Sociales del Santo Hermano Pedro demanda con mucho, mayores esfuerzos para facilitar todas las herramientas modernas que la innovación puede ofrecer para alcanzar lo que sus fundadores soñaran cuando adoptaron el ejemplo de nuestro Santo Hermano Pedro en la atención de la gente pobre.  Atención a todos los asistidos en nuestro hospital y los hogares con: CALIDAD, CARIDAD Y CALIDEZ.

Ese es nuestro desafío en los siguientes años en los que invitamos a más guatemaltecos a sumarse a este esfuerzo social.

17 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page